¿Los ejercicios de comunicación ayudan?


Te adelanto que la respuesta es “sí”. Los ejercicios de comunicación ayudan a establecer una conversación adecuada, en la que todas las partes se expresen y sean a su vez escuchadas. Es un proceso en el que se intercambian ideas, información y conocimientos. Si la comunicación es fuerte, la pareja tendrá una relación fuerte y de confianza, permitiendo un vínculo más sano.


Te damos algunos ejercicios para mejorar la comunicación con tu pareja.


1. Ejercicios de Validación


Validar es una forma de hacer sentir que te escuchan y que te comprenden. Todos queremos ser validados en nuestra vida y, específicamente, en el ámbito de la pareja. Sentir que eres validado y entendido te ayudará a sentirte seguro, cuando te abres y te muestras vulnerable frente a tu pareja.


La validación es importante para establecer una relación de confianza entre los miembros de la pareja y aumentar una comunicación sana. Tenéis que fomentar esta validación de forma bidireccional, ambos miembros de la pareja tenéis derecho a sentiros validados.


2. Lenguaje Positivo


Cuando utilizamos un lenguaje positivo, la comunicación es mejor recibida y, por lo tanto, habrá un mejor entendimiento entre las partes. Muchas veces no es lo que dice tu pareja lo que te hace daño, sino cómo te lo dice.


Para que me entiendas mejor, te expongo algunas frases a modo de ejemplo: en vez de decir "no grites", podríamos decir "bajemos un poco la voz"; podríamos sustituir la expresión "no tengo tiempo" por "dame unos minutos y termino"; o cambiar "no discutamos" por "tratemos de tranquilizarnos".


Como ves, la expresión del “no” en una frase es altamente dañina y tenemos que evitarla para mejorar nuestra comunicación.


3. Escucha Activa


Tener una escucha activa significa intentar no interrumpir a tu pareja hasta que haya terminado con su argumentación, la expresión de sus necesidades o sentimientos. Estar constantemente interrumpiendo para dar consejos o explicaciones, mientras tu pareja te está contando algo, puede malinterpretarse como que sabes más que tu pareja.


Una buena técnica para realizar un ejercicio de escucha activa ininterrumpida es, por ejemplo, cronometrar con un reloj unos 5 o 10 minutos de turnos de conversación de cada componente de la pareja.


Al final de cada turno, la persona que ha estado en silencio puede pedir alguna aclaración, siendo una parte importante para saber si ha entendido todo lo que dijo su pareja.


4. Ejercicios de contacto visual


Es un ejercicio de tipo no verbal, en el que los componentes de una relación debéis miraros a los ojos fijamente, en un lugar tranquilo y pacífico. El contacto visual debe mantenerse alrededor de 5 minutos sin desviar la mirada.


Al final del contacto visual, tenéis que hablar sobre la experiencia y sobre todo de lo que habéis sentido.


5. Técnica de la frase "Yo"


Consiste en utilizar frases en primera persona, para referirte a aquellos problemas de los que realmente te sientes culpable, reduciendo así la culpabilidad que recae sobre tu pareja. Se ha demostrado que la técnica del "yo" reduce en gran medida las grandes discusiones explosivas.


6. Lo que amáis y lo que no


Esta técnica consiste en que ambos miembros tenéis que apuntar en un papel tres cosas que amáis y 3 cosas que odiáis del otro. Es importante ser sincero con lo que se escribe, porque servirá como punto de reflexión para posibles cambios en la relación.


Ante todo, a la hora de compartir los tres puntos al otro, es importante mostrarnos totalmente tranquilos y hacerlo en un lugar pacífico.


7. Me siento "" cuando "".


Muchas veces es difícil expresar los sentimientos. Por ello, este ejercicio puede ayudar a superar este bloqueo. Simplemente consiste en componer frases para explicar cómo nos sentimos en una determinada ocasión.


Por ejemplo, "me siento enfadado cuando me cancelas los planes para cenar” o "me siento disgustada cuando no salimos los fin de semanas de futbol”.


8. Método de Predicción


Este método se basa en la idea de que muchas parejas sobrestiman cómo creen que podrían comportarse frente a una situación, en comparación con cómo se comportaría realmente.


Para llevar a cabo este método tenéis que imaginaros diferentes situaciones y anotaréis cómo puede que os comportéis en esa situación. Debéis hacerlo cada uno por separado, después se revisarán las respuestas y se discutirán de forma pacífica los sentimientos.


9. Controles Diarios o Semanales


Hablar con tu pareja diariamente sobre aquello que te preocupa, o simplemente pasar tiempo real con ella, hará que la relación estreche sus lazos.


10. Expresar Gratitud


Expresar tu gratitud a tu pareja es una buena práctica para que los miembros de la relación se sientan apreciados.


Tómate tu tiempo para decir lo agradecido/a que estás por el esfuerzo que está haciendo tu pareja.


Si te animas a buscar ayuda profesional, podemos ayudarte con  psicólogos online  o  psicólogos presenciales en Salamanca.

psicologos online


psicologos salamanca

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Aviso de Cookies