¿Qué es el estrés laboral?


El estrés no es más que una reacción de nuestro cuerpo a una demanda del entorno estimular. En el caso del estrés laboral, el estrés surge debido a los desafíos que aparecen en nuestro desempeño profesional.


Este estrés, como el resto de emociones que sentimos, es adaptativo y cumple una función:  prepararnos para responder a las demandas del entorno. Sin embargo, se vuelve disfuncional cuando nos sobrepasa y comienza a afectar a nuestro bienestar físico y psicológico.


¿Cuándo el estrés se vuelve perjudicial?


Como ya hemos comentado, el estrés, al igual que otras emociones, es útil en nuestra vida diaria. De hecho, todos necesitamos un nivel moderado de estrés para dar una respuesta óptima a nuestras necesidades y a las exigencias del entorno.


Es por esto que podemos entender que existe un  estrés positivo,  que  nos mantiene alerta para conseguir lo que necesitamos,  y un estrés negativo con dos polos: un polo en el que el estrés nos desborda, dificultando nuestro rendimiento, y otro en el que está ausente, haciendo que estemos desmotivados, conformistas y desinteresados.


Por ello el estrés es como una curva, en la que solo los  niveles moderados permiten a la persona tener un desempeño deseable.  Los extremos representan el distrés o estrés negativo, el cual no nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos o por apatía o por desbordamiento.


estres grafica

¿Cómo se produce el estrés laboral?


El estrés laboral es resultado de que el control del trabajador es inferior a las demandas del trabajo que debe realizar. Para entenderlo mejor podemos visualizarlo como una tabla de dos entradas. Por el eje vertical observamos el control con sus dos polos, alto y bajo, y por el eje horizontal las demandas con sus dos polos (altas y bajas). Esto nos da una matriz de 2x2 que nos muestra 4 escenarios:


estres laboral tabla control frente a demandas
  • Ante unas  demandas altas y un control alto  el trabajador estará activo, ya que conseguirá completar sus objetivos si se esfuerza.

  • Ante unas  demandas altas y un control bajo el trabajador  sentirá mucho estrés, ya que sus recursos están siendo superados por la situación.

  • Ante unas  demandas bajas y un control alto  el trabajador sentirá bajo estrés, pues sus habilidades son suficientes para sacar hacia delante su trabajo.

  • Ante unas  demandas bajas y un control bajo  el trabajador tendrá una actitud pasiva, pues no la tarea no supone un desafío para él.

Además del desajuste entre las demandas del trabajo y los recursos del trabajador, hay otros factores que afectan a su surgimiento como, por ejemplo, lapresencia o no de apoyo social en el trabajo.  El apoyo social entre compañeros hace que la persona sea más resistente al estrés, ya que estos le puede prestar tanto ayuda instrumental (ayudarle en el propio trabajo) como ayuda emocional (hacer que se sienta comprendido). Por lo tanto, que haya un clima positivo y agradable en el trabajo es algo muy sano y recomendable para combatir el estrés laboral.


Otro factor que es fundamental en el origen del estrés laboral tiene que ver con  el tipo y la cantidad de recompensas  que recibe el trabajador por su desempeño. Un bajo refuerzo, ya sea extrínseco (el sueldo), como intrínseco (reconocimiento social) ante un alto esfuerzo provoca desánimo en las personas. Es por esta razón que también es crucial tener balanceado el esfuerzo y las recompensas recibidas por este.


Síntomas del estrés


El estrés que nace cuando nuestros recursos personales se ven superados por el contexto durante demasiado tiempo tiene una serie de consecuencias.


Entre los síntomas inmediatos del estrés encontramos: el insomnio, el cansancio permanente, la apatía, la irritabilidad, la inseguridad, el sentimiento de falta de control, los bloqueos mentales, los frecuentes olvidos…, pero si mantenemos esta situación en el tiempo es posible que estos síntomas deriven en cuadros psicológicos como trastornos de ansiedad, trastorno del estado de ánimo y trastornos del sueño entre otros.


A todo esto debemos sumar el hecho de que el estrés también puede afectar de manera directa a la salud física contribuyendo a muchos problemas de salud, como la presión arterial alta, las enfermedades cardíacas, la obesidad, la diabetes, los trastornos gastrointestinales, respiratorios, endocrinos, dermatológicos, musculares o inmunológicos.


Todos estos síntomas del estrés llevan inevitablemente a consecuencias como: la bajada de rendimiento laboral pudiendo conllevar un despido, la falta de concentración, el bloqueo a la hora de tomar decisiones, el deterioro de las relaciones tanto personales como laborales, y el descenso en la calidad de vida de la persona.


¿Cómo prevenir el estrés laboral?


Son muchas las maneras de prevenir que este estrés laboral llegue a afectarnos del modo en que hemos hablado anteriormente. Estas medidas pueden aplicarse en el propio trabajador, pero también son muy útiles para implementarlas a nivel organizacional promoviendo que la plantilla tenga más bienestar y esta más sana.



Intervención sobre la organización para evitar el estrés laboral


Es importante que la empresa establezca unos  horarios de trabajo estables  y que no entren en conflicto, en la medida de lo posible, con el resto de actividades cotidianas ajenas al trabajo. Además es esencial que las  jornadas que no excedan las 8 horas  para permitir que la persona pueda desarrollar su vida más allá del trabajo.


Por otra parte, es necesario que el trabajo esté  bien remunerado  para que la persona pueda vivir de manera óptima asi como que se aliente y  refuerce socialmente a los trabajadores sus logros.


También es fundamental que la  carga de trabajo sea acorde a objetivos alcanzables  para el trabajador preservando sus tiempos de descanso. Por lo tanto, hay que  fomentar el descanso  de los trabajadores tanto con periodos de vacaciones, como los días de descanso semanales, como los descansos diarios.


Otro aspecto relevante es que el  trabajo a realizar sea estimulante  para los trabajadores y se  ajusten a las capacidades y conocimientos  de los mismos. Además es recomendable que sea posible  promocionar dentro de la organización  fomentando el desarrollo profesional de los integrantes. Esto guarda relación con dar estabilidad sobre todo con respecto al futuro ya que este es un factor que genera mucho distrés. Para esto también se suele invitar a que la propia empresaforme a los trabajadores en nuevas habilidades que se vayan a usaren la empresa para evitar así la frustración o que estos sean despedidos por no saber usarlas.


Que los  roles dentro de la empresa estén bien definidos así como las responsabilidades  que van asociadas a cada puesto es otra característica importante para evitar el estrés del que estamos hablando.


Por último, es esencial  crear un entorno que fomente las interacciones sociales y las relaciones sanas entre compañeros de trabajo,  ya que como hemos visto son un gran factor de protección.


Intervención sobre el trabajador para evitar el estrés laboral


En cuanto a lo que podemos hacer nosotros como trabajadores encontramos: tratar de hacer  descansos frecuentes  acompañados de  ejercicio físico,  mantener una  buena alimentación,  sana y variada, mejorar la  comunicación asertiva  con los superiores y los compañeros,  no aceptar trabajo que sabemos que no podemos desempeñar  ya sea por falta de habilidades o de tiempo,  desconectar el teléfono  del trabajo en nuestros momentos de ocio, evitar la ingesta excesiva de excitantes como el tabaco, el alcohol o el café o aprender a meditar o a hacer ejercicios de relajación.


Si a pesar de estas pautas sigues sintiendo un estrés que te desborda y hace que tu bienestar disminuya es útil que pidas ayuda profesional. Con el apoyo de un terapeuta puedes averiguar que es lo que desencadena tu estrés exactamente y aprender las habilidades necesarias para afrontar de manera óptima los retos que te propongan en tu puesto de trabajo.


Si te animas a buscar ayuda profesional, podemos ayudarte con  psicólogos online  o  psicólogos en Salamanca.

sintomas de la depresion


psicologos salamanca

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.

Aviso de Cookies